Salteño le arrojó una pava con agua hirviendo a su pareja: fue condenado

Comenzaron a discutir  y él le quitó su celular y se lo arrojó. Luego la arrinconó contra la pared y la golpeó en el pecho. La mujer logró zafarse y entonces el sujeto tomó una pava con agua caliente y también se la arrojó

Judiciales 12/06/2024 Por Expresión del Sur Por Expresión del Sur
pava agua hirviendo

Un hombre de 38 fue condenado en juicio abreviado a la pena de seis meses de prisión condicional por resultar autor penalmente responsable de los delitos de agresión con arma impropia agravada por la relación de pareja y el género (dos hechos) y lesiones agravadas por la relación de pareja y el género, en concurso real.

La denunciante de la ciudad de Salta relató que el 26 de enero del año pasado regresó a su casa luego de hacer las compras para cocinar y encontró a su hija menor (2) llorando. El acusado le dijo que le había pegado para que se callara y entonces ella le reclamó. Comenzaron a discutir  y él le quitó su celular y se lo arrojó. Luego la arrinconó contra la pared y la golpeó en el pecho. La mujer logró zafarse y entonces el sujeto tomó una pava con agua caliente y también se la arrojó. La denunciante pudo esquivarla y corrió hacia la puerta pidiendo auxilio. Pudo subir a un remis con sus hijos y se dirigió a la comisaría a radicar la denuncia.

Para conservar la prisión en suspenso, el condenado deberá cumplir reglas de conducta durante dos años, como prohibición de ejercer actos de violencia física y psíquica en perjuicio de la denunciante y realizar tratamiento psicológico. El procedimiento abreviado se llevó a cabo en la Sala VII del Tribunal de Juicio.

Te puede interesar
Noticias más leídas
Bombucha

Quien es "bombucha", el héroe salteño del que está hablando todo el país

Por Expresión del Sur
Sociedad 22/07/2024

Joaquín Federico Salto se vistió de héroe en la fría noche del Martearena. Ahora todo el país lo conoce como "Bombucha", apodo que le pusieron en Orán, donde ataja para el equipo de Aviación de la ciudad norteña, un club que se mueve a pura pasión, impulsado por el amor que solo despierta el amateurismo.